23 de octubre de 2017

2520- REPÚBLICA DE ECUADOR.

País sudamericano que limita al norte con Colombia, al sur y al este con Perú y al oeste con el océano Pacífico. Tiene una superficie de 285.561 Km2 y una población de 16,5 millones de habitantes. Su capital es Quito que cuenta con 2,3 millones de habitantes en su distrito metropolitano, aunque la ciudad más poblada es Guayaquil que cuenta en esa misma área con 3,2 millones de habitantes. La cordillera de los Andes divide el país de norte a sur, dejando el golfo de Guayaquil y su llanura boscosa al oeste y la Amazonia al este. Su lengua oficial es el español. Ecuador es el principal exportador de banano a nivel mundial y un importante productor de flores, cacao y camarones. También es exportador de petróleo, con lo que suma un PIB de 190 millones de dólares USA. Su moneda es el dólar estadounidense. Se independizó de España en 1809, dando paso a la Provincia Libre de Guayaquil. Se anexionó a La Gran Colombia en 1824 y se separó de ésta en 1830.

Periodo español. En 1534 el territorio fue conquistado por los españoles y anexado al Virreinato de Perú. Los indígenas les superaban ampliamente en número pero desconocían las armas de fuego, motivo por el cual fueron rápidamente sometidos. Pasada la primera impresión, ante las armas y caballos que llevaban los españoles, aunque en desventaja los ecuatorianos pronto empezaron a rebelarse. En realidad las bajas indígenas, en confrontaciones contra los españoles, fueron escasas pero en pocos años enfermedades como el Sarampión diezmaron a los indígenas. Desde Quito partió la expedición que exploraría el Amazonas y que fundaría otras muchas otras ciudades. En 1739 se integró en el Virreinato de Nueva Granada, junto a Caracas, Panamá y Santa Fe de Bogotá. En 1809 los criollos se sublevaron contra el dominio español y, aunque los cabecillas fueron encarcelados y condenados a muerte, los ecuatorianos aprovecharon la debilidad de la Corona. Con el rey Fernando VII preso de los franceses y obligado a abdicar en Bayona a favor de Napoleón y José Bonaparte, aprovecharon para independizarse de España, lo que se materializó formalmente el 24 de Mayo de 1822.

Aunque en principio se anexionó a la Gran Colombia, en Mayo de 1830 se separó de la misma y se declaró como República de Ecuador. El primer siglo de mandatos republicanos fue bastante convulso por lo que en 1926 ya se votaba la 13ª Constitución. En 1972 Ecuador estaba sumido en el caos más absoluto, con un dictador en la presidencia. Ese mismo año hubo un Golpe de Estado y tomó el poder en 1976 un triunvirato militar. Tras algunos problemas fronterizos con Perú siguieron diferentes presidencias más o menos corruptas que agotaron las reservas del país que hubo de acceder a ayudas del FMI a fin de poder construir el proyectado oleoducto que permitiera el traslado del crudo encontrado en la Amazonia hasta las costas del Océano Pacífico. Desgraciadamente pocos de los gobiernos salidos de las urnas respondieron a las expectativas de los electores.

Ecuador está situado sobre la línea divisoria de los hemisferios terrestres, lo que le dio al país el nombre de Ecuador. Además del territorio continental cuenta con algunas islas y con el archipiélago de Galápagos, situado a 1000 Km. del litoral. Cerca de Quito se encuentra Cotopaxi, que con 5.897 metros es el volcán activo más alto del mundo. Sin embargo el monte más alto del país es el Chimborazo, de 6.315 metros que, debido a la forma elíptica de la Tierra, resulta ser el más alejado del núcleo del planeta. Aunque la superficie del país es de tan solo 283.561 Km2. existen en el mismo hasta 22 montañas que superan los 3.500 metros de altura, siendo 9 de ellas volcanes activos o potencialmente activos. También es el país con más ríos por Km2. Por su situación es de clima tropical, aunque debido a la presencia de la cordillera de los Andes se dan todos los climas posibles según sectores.

Con solo dos estaciones climatológicas, no hay invierno o verano sino época seca y época de lluvias. Aunque en la parte oriental, como en la costera, se dan temperaturas medias de 30ºC, en las montañas y dependiendo de la altitud esta media se queda tan solo en 15ºC. Con un clima más templado, las Galápagos tienen una temperatura que oscila entre los 20 y 35ºC. La estación seca, más valorada por los turistas de sol y playa en la costa, va de Enero a Abril, mientras que los más lluviosos son de Junio a Septiembre. Sin embargo en las montañas ocurre totalmente al contrario. Debido al calentamiento global estas fechas y temperaturas están viéndose alteradas en los últimos años. Tanto en flora como en fauna Ecuador es uno de los países más diversos del mundo. La esperanza de vida en Ecuador es de 74 años para los hombres y 79 para las mujeres, siendo éstas el 51% de la población.

Desde la entrada al siglo XXI la economía actual de los ecuatorianos es media/buena, con pleno empleo, inflación baja y una renta per cápita de 6.000 USA$. El aspecto negativo es que el 10% de la población capta el 42% de la renta y el 10% más pobre solamente el 1%. El 57% restante de la renta se reparte más o menos con un 20% en situación media/alta y un 37% en situación media/baja. Las tasas más altas de pobreza se sitúan entre la rural, mayormente indígena y africana. Gracias al petróleo la balanza comercial tiene un superávit anual próximo a los 8.000 millones de USA$. La gastronomía ecuatoriana gira alrededor del pescado y el plátano, aunque también se consumen las carnes de vacuno, ovino, cerdo y de pluma. El plátano verde, el arroz, la yuca y los frijoles acompañan muchos de estos platos, que suelen completarse con dulces de leche, tortas y buñuelos, acompañados con aguardiente de caña.

RAFAEL FABREGAT

20 de octubre de 2017

2519- SAN GINÉS DE LA JARA. Cartagena.

El Monasterio de San Ginés de la Jara, actualmente abandonado y en ruínas, está ubicado en la ladera del cabezo de San Ginés, en las inmediaciones del Mar Menor y término municipal de Cartagena. 

La antigua abadía fue fundada el año 877 por un tal Adelardo, de origen francés y sobrino de Carlomagno, al que aquí siempre llamaron Ginés. Bondadoso ermitaño, el monje favoreció tanto a moros como a cristianos hasta el punto de que los primeros llegaron a considerarlo de origen musulmán, motivo por el cual aquel edificio fue siempre respetado por ellos. A su muerte su hermano Roldán pidió que los restos fueran repatriados a Francia pero la caja llegó vacía y aunque viajó a Murcia y mandó que se abriera la caja en la que estaba enterrado, un papel en sus manos y firmado por el difunto dejaba claro que quería quedarse para siempre en tierras de Cartagena. En el siglo XIII el rey Alfonso X el Sabio mandó construir una ermita que ocuparon monjes Agustinos de Conflent, al tiempo que el rey nombraba a su confesor y amigo fray Pedro Gallego como obispo de la Diócesis. 

En el año 1541 el Papa Pablo III proclamó santo a Ginés de la Jara y empezaron tiempos de prosperidad y gran devoción en la celebración del día de aniversario de su muerte que fue el 25 de Agosto. El año 1835, con la llegada de la desamortización de Mendizábal el monasterio pasó a manos privadas que nada hicieron por mantenerlo en pie. Actualmente y a pesar de que el monasterio está prácticamente en ruinas, todavía se celebra esta festividad puesto que San Ginés se convirtió con el tiempo en uno más de los patrones de Cartagena. Todavía a día de hoy se realiza todos los años una romería hasta su monasterio o lo que queda del mismo. Y es que, aunque nadie se hace cargo de su mantenimiento, la iglesia y la fiesta siempre van unidos...

RAFAEL FABREGAT

19 de octubre de 2017

2518- ROMANOS EN EL ARCO ROMANO.

El pasado día 15 de los corrientes, el pueblo de Cabanes (Castellón) fue despertado por el atronador sonido de tambores y cornetas protagonizado por la "Guardia Romana de la Sang". Previo a esta llegada a Cabanes, la soldadesca cruzó el emblemático puente romano de Santa Quiteria, como uno más de los altos del séquito vila-realense en su ruta por lo monumentos romanos de la provincia de Castellón.

Esta agrupación, la más antigua y emblemática de la ciudad de Vila-real, fue fundada el año 1546. 
Puestos a recorrer los lugares más emblemáticos de la provincia, la Guardia Romana ha querido empezar por el monumento más afín a su nomenclatura: El Arco Romano de Cabanes que, junto a la Vía Augusta, se estima levantado en el siglo II de nuestra era y bajo el cual han desfilado los soldados del centurión Filipo di Monfort, que ha dirigido a las tropas perfectamente ataviadas.
Como se ha dicho antes, previo a las correspondientes paradas y fotografías frente al emblemático Arco Romano la soldadesca romana ha desfilado por diferentes calles de casco urbano de la Villa de Cabanes, con destino final en la Plaça dels Hostals. 
Como no podía ser de otra manera, autoridades y vecinos han aclamado a los visitantes. Bienvenidos. ¡Y volved siempre que queráis...!

RAFAEL FABREGAT

2517- MONASTERIO DE MONSALUD.

Naturalmente es ya un lugar exclaustrado pero, aún así, me parece una aberración que lugares con tanta historia sirvan como lugar para la celebración de bodas y banquetes, estando además en estado ruinoso. Todo es, sin embargo, al contrario de cómo lo pensamos algunos. No es que se olvide la historia que hay detrás de un monumento como éste, sino que es justamente al revés. La moda actual para la celebración de una boda, trata en este momento de buscar escenarios diferentes a cual más especial y absurdo. 

En 1138 el rey Alfonso VII de Castilla puso la primera piedra del Monasterio de Monsalud, pero no era exactamente el que nos ocupa, sino un cenobio mucho más modesto situado un poco más al norte a la orilla derecha del río Tajo, en el término municipal de Auñón y lugar ocupado actualmente por la ermita de Nuestra Señora del Madroñal. 
Apenas dos años después Juan de Treves, canónigo de la catedral de Toledo y arcediano de Huete, cedió terrenos en la próxima aldea de Córcoles para la construcción de un nuevo monasterio, sobre el emplazamiento de una antigua ermita que sin embargo se conocía por haber amparado cultos sanatorios de origen pagano. Se trataba pues de borrar el pasado errático del lugar y un numeroso grupo de frailes cistercienses procedentes de la abadía de Sacala Dei se prestaron a ello poniendo en marcha las obras de Monsalud.

Vista la buena predisposición de los frailes del Císter el año 1167 el referido arcediano amplió su donación entregando a la comunidad el señorío absoluto sobre la aldea de Córcoles y sus tierras que iban desde las orillas del río Guadiela hasta los términos de Pareja, Sacedón y Alcocer, confirmando la donacion el rey Alfonso VIII de Castilla. La leyenda cuenta que, tras la conquista de Cuenca a los moros, el propio rey acudió a Monsalud afectado por graves tristezas y dolencias de corazón ante la visión de tanta sangre derramada. Los frailes le ungieron con el aceite de las lámparas del Monasterio y de inmediato desaparecieron sus problemas, siendo éste el primero de los muchos milagros que ocurrieron en el lugar a lo largo de los años siguientes. También la Órden de Calatrava, estrechamente ligada con el Císter, tuvo algunos derechos sobre aquel monasterio.

En una bula del Papa Inocencio IV, fechada en 1250, figuran señaladas las posesiones de Monsalud añadidas a las del antiguo emplazamiento de Aguñón, confirmadas todas ellas por muchos otros monarcas posteriores. Los monjes cistercienses conservaron la regla de San Benito sobre la perpetuidad vitalicia del cargo abacial hasta que en 1425 fue adoptado el sistema trienal. Los tres primeros abades de Monsalud fueron franceses y siguieron de otros muchos países hasta el siglo XV, cuando accedió al cargo Martín de Medina, el primer español. Poco duró la racha de los abades españoles ya que, a finales del siglo XV, accedió al cargo un tal Gabriel Condulmario que solo acudía a Monsalud para cobrar sus 300 escudos de pensión. 

A partir de entonces el cargo abacial dejó de ser prestado por la nobleza y cayó en manos de monjes que solo velaban por su riqueza personal. Monsalud fue entrando en un deplorable estado de abandono e indolencia. En 1527 se impuso la gran Reforma propugnada por el cardenal Cisneros y una década después el monasterio era confiscado por la Observancia de Castilla. Los cistercienses que lo habitaban se opusieron fuertemente al cambio, que liquidaba sus prerrogativas de vida disipada, pero el corregidor se impuso por la fuerza. Dos años después un nuevo abad fue nombrado por la suprema autoridad pero a su llegada hubo de comprar nuevo órgano y ornamentos para el culto pues nada se halló, a causa del descuido de los Claustrales. 

A esta segunda mitad del siglo XVI se deben la mayor parte de las obras que hicieron grande a este monasterio y meta de peregrinaciones. Durante los siglos XVII y XVIII todo giró alrededor de la gran devoción a la milagrosa Virgen de Monsalud, protectora de todos los males del cuerpo y el alma.
En 1835 la desamortización de Mendizábal clausuró este monasterio que en pocos años quedó en estado ruinoso. En la segunda mitad del siglo XX la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha consiguió detener su deterioro.
En la actualidad se realizan visitas turísticas e incluso eventos de todo tipo, sin peligro alguno para los visitantes, con guía y previo pago. Y es que en el mundo actual, como en el antiguo, todo gira alrededor del dinero. ¡Vaya cachondeo!. Quedan algunos para creer en Dios pero, ¿quien cree en aquellos que predican su palabra?.

RAFAEL FABREGAT

16 de octubre de 2017

2516- COBARDÍA GENERALIZADA.

España tiene un gobierno que no se lo merece y una oposición que no sirve para nada. Ni unos ni otros van a salvar al país de los peligros que nos acechan. Menos mal que no estamos en época medieval ya que, de lo contrario, ya nos hubieran echado a todos al mar. Atajo de inútiles y de cobardes, bueyes castrados que tan solo sirven para comer y para que el resto de la manada vea como los piratas se comen los pastos que a todos pertenecen. Dice la Historia que España fue en algún tiempo, muy lejano por cierto, tierra de valientes y temerarios conquistadores, pero ya no. De todas formas la Historia la escriben los hombres y generalmente los que están a la sombra del poder dicen y hacen lo que se les manda. Durante más de 40 años fuimos incapaces de luchar contra el dictador, siempre sometidos a su voluntad. Y así seguimos, pero ahora son muchos más...

Hoy se repite una vez más aquella historia pero con la diferencia que el dictador, cual muñeco Gremlins, se ha multiplicado por miles sin necesidad de mojarle o alimentarle pasada la medianoche. Los españoles no sabemos defendernos y si estamos vivos es porque nos dejan respirar, que no vivir. Nos quieren solamente para trabajar, para alimentar su estómago y su ego. Nuestros políticos no lo son para defender las leyes y juramentos que prestaron en la toma de posesión de su cargo. Valen para la foto en recepciones y desfiles, pero no para tomar las armas y dar su vida por España y los españoles. Es decir, no sirven para nada de lo que dicen servir. Por no servir, no sirven ni siquiera para mantener la unidad del país que representan. Ya que el Gobierno no sirve más que para robarnos el dinero, nos preguntamos para qué sirve la policía, la Guardia Civil y el Ejército.

Claro que al fin y al cabo nos pasa lo que nos merecemos. Cuando llegan las Elecciones Generales un 30 o 40% de los posibles votantes, no acuden a ejercer su derecho. Se quedan en su casa o marchan a la playa o montaña, pasando por completo de la política y de los políticos. Es su derecho, pero después pasa lo que pasa y desgraciadamente pagamos justos por pecadores. No tiene remedio, ya lo sabemos, pero algún día habrá mecanismos para que la voluntad se convierta en obligación. Siempre pensé, tonto de mí,  que la modernidad y los mayores conocimientos de la sociedad traerían cambios favorables para el bienestar y la concordia ciudadana. Está claro que no sirvo para predecir el futuro, pues ha resultado exactamente todo lo contrario. A mayores conocimientos mayores abusos, más corrupción y mayor burla del orden establecido.

La gente normal, la que cumple puntualmente sus obligaciones de toda índole, es una rara especie de tontos en vías de extinción. El resultado será sin duda nefasto, pero inevitable. La gente no sabemos vivir en paz. La única diferencia son los plazos. Antiguamente, apenas un siglo atrás, era impensable no conocer al menos una guerra. De hecho eran dos o tres las guerras que una persona podía ver a lo largo de una vida normal de 60/70 años. Ahora las guerras no son tan frecuentes y, al menos entre los llamados países occidentales, la duración de una vida en paz parece estabilizada, sin conflictos internacionales y con manifestaciones internas que no llegan apenas a alterar el orden público. Hasta ahora poco o nada ha sucedido desde la II Guerra Mundial y tampoco los conflictos civiles se han manifestado en ningún caso con la presencia del ejército.

Siete décadas en paz, permitiendo que toda una generación no haya conocido la guerra, pero ese es un largo plazo jamás conocido y que lamentablemente no será eterno. Aún habiéndose implantado la Democracia, que todos tienen como el mejor de los gobiernos posible, la ciudadanía nunca está conforme con lo que le toca en suerte y tarde o temprano vuelve a los conflictos de siempre. Solo los que mandan y no siempre están conformes con lo que acontece. En el caso de un Gobierno en mayoría absoluta, una parte de la población es contraria a lo que éste propugna. Ya no te digo si este Gobierno ejerce en minoría y sus decretos están supeditados a pactos de toda índole con los opositores. Retocadas las leyes a su libre albedrío, aunque maldiciendo a los gobernantes, unos obedecen y pagan mientras otros callan y hacen lo que les viene en gana. 

Tenemos en la región catalana un claro ejemplo de todo este desorden social y político de difícil solución. Un Gobierno, un Poder Judicial y hasta unas Fuerzas Policiales, que luchan por mantener una normalidad que dista mucho de serlo. Cual si se tratara de la anarquía más absoluta, los gobernantes de esa Comunidad Autónoma se han declarado en rebeldía y han proclamado a los cuatro vientos su independencia del Estado Español y su firme propósito de continuar su camino como República Independiente. Como el sordo que no quiere oir, la respuesta del Gobierno ha sido conminarles a que regresen al redil, pidiéndoles una inútil rectificación de lo ya declarado en su día. Pretendiendo ganar tiempo, para atar todos los cabos de la desconexión con la triquiñuela del "ni te lo niego ni te lo pago", el gobierno catalán dice querer dialogar sin dar un paso atrás. Esperando que, cual ovejas, caigan en su redil.

Lejos de aplicar las medidas de fuerza que den respuesta a este Golpe de Estado en toda regla, el Gobierno y la oposición, igual de ineptos y cobardes, deciden darles unos días más para que reflexionen. Se ríen de todos nosotros y no pasa nada. ¿Qué reflexión van a llevar a cabo, que no sea llevar a cabo la anunciada independencia?. Solo les falta instalar las casetas fronterizas en puertos, aeropuertos y principales vías de comunicación, que sin duda ya deben estar encargadas al fabricante. El día menos pensado los camiones españoles, de ruta hacia Europa, se encontrarán una barrera y tendrán que llevar el correspondiente pasaporte y el CMR de la mercancía, además de pagar los aranceles en taquilla o dar media vuelta y regresar al punto de origen. ¡Vaya atajo de ineptos y cobardes, los que nos gobiernan y los que nos quieren gobernar!. Somos la envidia del mundo por economía y la burla de todos en gobernabilidad. Y lo más chocante es que tan solo un 15% de los que se manifiestan a favor de esta locura son catalanes... ¡Los catalanes de verdad están trabajando!.

RAFAEL FABREGAT